LOS LUNES EN EL RITZ

Título: Los lunes en el Ritz   
Autor: Nerea Riesco 
Editorial: Espasa
Género: Histórico/Romántico
Fecha de publicación: 2018
Páginas: 493


Sinopsis:
Hotel Ritz de Madrid, año 1929. La jovencísima pintora Martina Romero lleva tiempo anhelando asistir a la fiesta que será su presentación en sociedad. Allí tropieza con Bosco, aspirante a actor, con el que tiene un vergonzoso desencuentro. Martina es integrante de las Damas de la Caridad de San Vicente de Paúl, un grupo de mujeres que, junto al padre Eugenio, dedican el tiempo a la virtuosa misión de organizar actos benéficos en los salones del hotel. Esa entrega las empujará a saltarse la ley, poniéndose en peligro. Pero ese no es el único secreto que se esconde tras las paredes del Ritz. Cuando Bosco reaparece en la vida de Martina, convertido en una deslumbrante estrella de Hollywood, todo se desestabiliza para ella. Los lunes en el Ritz es una cautivadora novela, ambientada en un país en ebullición, al borde de la República y protagonizada por mujeres apasionadas, fuertes y vanguardistas, empeñadas en construirse un presente a la medida de su talento, su ambición y sueños. 

Opinión:
Antes de empezar quería decir que estaba deseando leer esta novela. Descubrí a Nerea Riesco en El País de las Mariposas y me gustó muchísimo su forma de escribir, por lo que tenía altas expectativas con la lectura de esta, su nueva obra, y no me ha decepcionado. Los lunes en el Ritz nos sumerge en una España que está apunto de entrar en la Segunda República y nos presenta a Martina, una chica de buena posición, cuyo hogar es nada más y nada menos que el famoso Hotel Ritz. La pintura es su pasión y tendrá que luchar para poder expresarse con su arte y ser aceptada, especialmente por su padre, el cual nunca tuvo en sus planes que su niña fuera "diferente". De repente conoce a Bosco, un chico que la atrapa, pero las cosas no salen del todo como ella esperaba y tendrá que lidiar con ciertos acontecimientos, tanto personales como propios de su contexto, para salir adelante.  

Me ha parecido una lectura muy amena a la vez que didáctica, ya que se aprecia el gran trabajo de documentación e investigación de la autora que hay detrás. De la narración especialmente destaco la forma en la que se fusiona la parte histórica con la ficticia, contando de manera atrayente todos los sucesos y cambios político-sociales de la época; de esta forma se nos destapa una parte de la historia de España de la mano de personajes ficticios entrañables que nos la enseñan. Muchas de las noticias que aparecen a lo largo de la novela sobre hechos y acontecimientos son reales y se expone a la España de alrededor de los años 30 de una forma muy original: su gente, algo de su gastronomía, su religión, su arte (el arte adquiere una nota especial durante toda la novela), las diferencias ideológicas, las clases sociales, la lucha entre las ideologías conservadoras frente a las progresistas y el poder revolucionario de la juventud en la búsqueda de la libertad. También se destaca el papel de mujeres célebres que lucharon por sus derechos y la igualdad (Clara Campoamor, Victoria Kent...)  así como algunos hechos que dejaban ver que, ya por aquel entonces, algunas mujeres consiguieron meterse en "cosas de hombres" como la primera mujer taxista o la primera mujer ciclista en participar en un campeonato. 

Los personajes están muy bien definidos. Cada uno con su carácter y descritos de tal forma que te enamoran, logras entender cada uno de sus pasos. Personajes entrañables de los que destaco a Martina, no solo por ser la protagonista, también por cómo rehúye de ser la "tradicional mujer" luchando por su independencia y sus ideas; y a Piluca, porque ella con sus más y sus menos es de las más especiales para mí. La pandilla de las Damas de la Caridad de San Vicente de Paúl y sus aventuras me han hecho reír y, del padre Eugenio, decir que debería de haber muchas más personas como él en la vida real. 

La novela también habla sobre los estragos que trae consigo la guerra y cómo, el que puede, siempre busca salir huyendo de la barbarie ("Las guerras descubren nuestra incapacidad para solucionar los  problemas que se generan en la paz. Y lo peor es comprobar que continuarán sucediendo, en uno u  otro lugar de la Tierra, pese a que seamos testigos de la desolación que dejan a su paso. Los humanos no aprendemos con los sufrimientos de otros"). Igualmente, con la vivencia de algunos personajes se puede apreciar la lenta decadencia de la persona que vive sin amor,  ni ocupación placentera y atrapada en su vida con poca posibilidad de cambio. 

El libro se divide en 8 capítulos, donde se señala el año en el que se sitúa la trama, y está escrito en tercera persona. En el apartado de agradecimientos, el cual tampoco tiene desperdicio, la autora expone en quién se ha basado para la elaboración de algunos de sus personajes así como también habla de una revista real de la época, Crónica, que me ha parecido muy interesante ya que es de donde ha sacado muchas de las noticias reales que aparecen a lo largo de la novela. Esta parte me ha gustado mucho porque le aporta una base real a la historia de la que entran ganas de investigar. 

En definitiva, es una novela que recomiendo muchísimo ya que la he disfrutado de principio a fin. Y para terminar, decir que tras la lectura y las descripciones que se hacen sobre el Hotel Ritz de esa época es como si hubiese estado allí y deseo regresar a tomarme un té en su Jardín de Invierno...

Os dejo con algunas de mis citas preferidas
  • Amar de verdad significaba no esperar nada más que ese amor, que ya de por sí hacía la luz más intensa, el cielo más azul, el sabor más exquisito y las canciones más vivas. Y eso realmente era excepcional. 
  • El ser humano piensa que si alguien no está a su favor, está en su contra, sin poder creer siquiera que se puede estar a favor siempre. La bondad no entiende de ideologías políticas, ni de religiones. La vida no es blanca ni negra, sino que está plagada de tonalidades grises que deberíamos intentar transformar en bellos colores. 
  • Existían un montón de normas no escritas a seguir tras el matrimonio. [...] Estar casada era como desaparecer un poco. 
  • Los humanos no aprendemos con los sufrimientos de otros y, mientras haya alguien que piense distinto, que practique otra religión... mientras el color con el que se defina una ideología política sea más importante que el común color de nuestra sangre, consideraremos al otro el enemigo a batir. 

Comentarios

  1. ¡Holaaa!
    La portada de este libro me parece super bonita y por lo que nos cuentas me ha llamado mucho la atención. Me lo llevo apuntado :)
    Gracias por la reseña.

    Un besito, nos leemos❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Me alegro que te haya sido útil. La verdad es que la portada es preciosa, pero lo más importante es que por dentro también. Si lo lees espero que lo disfrutes tanto como yo! Un beso ;)

      Eliminar
  2. Hola María:

    cuando salió publicado este libro me llamó la atención pero no sé por qué pensé que sería una lectura más ligera y lo dejé pasar. Después de leer tu reseña, me has dejado con ganas de leerlo ya que me atraen mucho este tipo de libros históricos tan bien documentados y tan bien descritos y además, con personajes tan entrañables.

    Me lo llevo más que apuntado.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra ,

      pues espero que lo disfrutes al menos como yo, tengo otras obras de la autora en pendiente, porque tanto esta como El país de las mariposas, me han parecido muy buenos 😍.


      Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares